Mejora tu alimentación en el trabajo

alimentación en el trabajo

  1. Planifica bien tu dieta semanal para la oficina, no caigas en la improvisación. Los domingos por la tarde son el momento ideal para organizar la semana, así que asegúrate de tener en la nevera frutas y verduras frescas y evita comprar platos precocinados o congelados.
  2. Guarda siempre en tu cajón alimentos no perecederos como: frutos secos o galletas de cereal integral para un plus de energía saludable entre horas.
  3. Evita cualquier producto de las máquinas expendedoras como café, chocolate, bebidas azucaradas o bollería industrial. Mejor opta siempre por una pieza de fruta fresca.
  4. Hidrátate bebiendo suficiente agua, al menos 8 vasos de agua durante la jornada y recuerda ir al aseo con frecuencia. También es importante que te levantes de la silla al menos cada hora para estirar las piernas y facilitar la circulación.
  5. Dedica tiempo al momento de comer, al menos 1 hora, ya que es bueno para relajar tu cuerpo y tu mente. Come sentada, de forma relajada y disfruta de la compañía de los compañeros de trabajo. Por último, no olvides la importancia de masticar bien todos los alimentos.

 

Fuentes:

dev.shawellnessclinic.com

 

 

Anuncios