Leche de almendras casera

La leche de almendras es una gran alternativa a la leche de vaca, en caso de intolerancia a la lactosa, celiaquía, colesterol… o si no queremos tomar leche, por ejemplo para quienes siguen una dieta vegana. Incluso si estamos intentando perder peso. Además es fácil de incluirla en la dieta por su similitud en aspecto y propiedades organolépticas con la leche de vaca.

¿Has pensado alguna vez elaborar tu propia leche de almendras?

leche de almendras

Ingredientes
1 taza de almendras peladas crudas sin sal ni aceites
3 tazas de agua
Opcional azúcar y sal

Poner en remojo la taza de almendras durante toda la noche o un mínimo de 8 horas. Escurrimos las almedras del agua enjuagándolas bien con agua fresca y agregamos a la batidora, añadiendo 3 tazas de agua. Batimos durante unos 10 minutos alternando diferentes velocidades.

Cuando se convierta en un líquido blanquecino, podemos añadir si queremos algo de azúcar y una pizca de sal para potenciar el sabor.

Colamos la leche de almendras a través de un tamiz o colador de tela en una jarra grande. Repetimos una o dos veces hasta que no haya ningún rastro de piel de almendra en la leche.

 

Fuente

www.pequerecetas.com

 

Anuncios