Beneficios de la compota de manzana

Esta fruta es una de las más sanas que existen y, por ello, vale la pena consumirla de cualquier manera. Además de disfrutarla cruda (con o sin cáscara, según prefieras) o asada, existe una receta que seguro conoces desde la infancia: la compota.

Este platillo típico en los niños es muy sencillo de preparar y la buena noticia es que conserva todas las propiedades y nutrientes de la manzana. Nos aporta antioxidantes, flavonoides, vitaminas y multitud de propiedades.

compota-manzana-1

Reducir el envejecimiento celular
Las manzanas son grandes fuentes de vitamina C (la encargada de mejorar nuestras defensas), por lo que consumir una pieza al día nos aporta el 11% necesario para estar sanos y fuertes. También se ha comprobado que permite reducir el daño que provocan los radicales libres.

Mejorar la digestión
La manzana en compota aporta una buena cantidad de fibra insoluble al organismo (debes dejar la cáscara en la receta), lo que favorece la movilidad intestinal y el incremento de volumen de las heces. Por ello, este postre es perfecto para los que sufren estreñimiento.

Ayudar a recuperar el apetito
En niños y adultos convalecientes la compota de manzana es perfecta para restaurar las ganas de comer.

Saciar el hambre
Justamente lo contrario ocurre en las personas que están sanas y que, por ejemplo, desean adelgazar. Una taza de compota de manzana sin azúcar solo aporta 100 calorías. Para muchos esto es suficiente para pasar varias horas sin comer o sin tentarse con cualquier snack indebido.

Si se lo combina con una cucharada de almendras o pasas además será un postre que aportará grasas saludables, proteínas e hidratos de carbono. ¡Y la sensación de saciedad será mucho mayor!

¿Cómo se prepara la compota de manzana?
Ahora que ya sabes las propiedades y beneficios de este riquísimo postre sería bueno que aprendieses a prepararlo en casa. ¡Es una receta muy fácil y rápida!

Manzanas-en-compota-2

Ingredientes
3 manzanas rojas
1 cucharadita de canela en polvo (5 g)
2 cucharadas de miel (50 g)
Preparación:
Lava bien las manzanas y corta en cuartos. Retira el corazón, el rabillo y las semillas. Pon en una bandeja de horno y cocina 40 minutos a 120 °C. Retira del horno y deja entibiar antes de procesarlas en el pasapuré y lograr una pasta. Añade la canela y la miel (las cantidades son orientativas, puedes usar más o menos según tu gusto). Coloca en envases individuales o tarrinas y, una vez alcancen la temperatura ambiente, conserva en la nevera.

Se puede servir frío o caliente. Todo depende de lo que prefieras. También puedes hacer una combinación de frutas: higos y peras son las que mejor casan con las manzanas.

 

Fuente

mejorconsalud.com

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s