Consejos para iniciarte en el gimnasio

Cuando nos aventuramos a hacer algo que no hemos hecho antes nos podemos sentir algo perdidos o inseguros. Esto pasa también cuando hablamos de la actividad física. Introducirnos, de manera al menos teórica, en el tema puede ayudarnos a ganar confianza y no abandonar la actividad en esas primeras semanas.

resultados-rapidos-en-el-gimnasio-680x365_c

– Antes de empezar, lo mejor sería que buscaras un gimnasio cerca de tu casa. Es una forma de ahorrar tiempo y dinero pero también de quitarte las excusas del mal tiempo, aparcamientos, etc.

– Escoge el gimnasio según tus objetivos. No te servirá de nada que tu gimnasio tenga infinidad de clases e instalaciones si no las vas a aprovechar. Todas estas posibilidades desaprovechadas se pueden traducir en una cuota mensual mayor.

– No pretendas realizar el trabajo de meses en una semana. Las mejores armas para tu desarrollo físico en el gimnasio son la paciencia y la constancia.

– Acércate a un monitor si quieres una rutina. Sobretodo si estás empezando es mejor que consultes a un profesional. Dile cuál es tu objetivo y él o ella te asesorará sobre los ejercicios que debes realizar y cómo realizarlos.

– No te sientas incómodo. Muchas personas sienten vergüenza y piensan que son observados continuamente, lo que les impide sentirse cómodos. Esto no suele ser así, además nadie nace sabiendo, si piensas que estás haciendo algo mal, o tienes alguna duda, consulta tu monitor.

– No olvides vestir ropa deportiva y llevar lo básico: toalla, botella de agua, algo de recambio para no salir empapados y un candado para la taquilla, si no lo tienen en tu gimnasio.

– Si vas a ducharte en el gimnasio lleva gel, champú, peine, chanclas, desodorante y ropa para cambiarte.

 

Fuentes

www.ejercicio.about.com

Anuncios