¿Conoces la cocina con wok?

Este utensilio asiático, que ahora está tan de moda, se usaba hace ya más de dos mil años en China. Se pueden encontrar de distintas formas y tamaños. El wok es perfecto para realizar recetas sanas ya que se caracteriza por no necesitar demasiado aceite ni tiempo para cocinar los alimentos.

donde-comprar-un-wok-barato

A continuación te damos algunos consejos para el uso de este utensilio.

1. Hay que tener todo preparado con antelación, los ingredientes troceados y los utensilios a mano porque la cocción es muy rápida

2. Se cortan todos los ingredientes en trozos pequeños y homogéneos para que se cocinen uniformemente. En juliana quedan muy bien y crujientes y también usando el pela patatas, por ejemplo para las zanahorias.

3. Primero se calienta el wok sin aceite y bastante fuego, después se añade un poco de aceite, se distribuye por las paredes y se baja la temperatura.

4. Cuando el aceite esté bien caliente, pero sin humear, vamos incorporando los ingredientes de 1 en 1 y en orden según el tiempo de cocción que necesitan. Primero las raíces y lo último las hojas. Se recomienda dejar también la cebolla para el final porque si no se queda muy blanda.

5. Es necesario remover constantemente con cubiertos de madera para evitar que se quemen los alimentos, pero sin retirar el wok del fuego para mantener constante la temperatura.

6. No se debe llenar demasiado el wok porque, además de que no podremos remover bien la comida, baja la temperatura del aceite.

7. Se puede cocinar todo tipo de alimentos en él pero el arroz o la pasta se añaden ya cocidos. Y respeto a las proteínas (tofu, seitán, carne, pescado), las freímos o doramos al principio, las retiramos y las volvemos a añadir en el último momento. Los huevos se pueden hacer en revuelto tras saltear las verduras.

8. Las recetas asiáticas utilizan aceite de cacahuete o semillas, pero nuestro aceite de oliva también es buen compañero del wok.

9. El mercado ofrece woks de muchas clases, tamaños y materiales. Suelen venir con tapa y complementos como rejilla, paleta de madera, cestillo de bambú para el vapor y cepillo para su limpieza. La rejilla sirve para colocar algunos alimentos ya cocinados para que se escurran y mantengan calientes.

10. Respecto a los materiales, los expertos recomiendan los clásicos como hierro o acero laminado frente al aluminio o teflón porque, aunque requieren ciertos cuidados, dan muy buenos resultados, resisten mejor las altas temperaturas y distribuyen mejor el calor.

11. El wok se limpia con suavidad y sin detergente (se recomienda un cepillo de cerdas suaves), se debe secar muy bien y se engrasa con aceite (en el caso de los de hierro) hasta el siguiente uso.

 

Fuentes

www.vitonica.com

www.sabormediterraneo.com

www.lacocinaalternativa.com

Anuncios